Cotorra Jandaya (Aratinga Jandaya)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cotorra Jandaya (Aratinga Jandaya)

Mensaje  Admin el Dom Ene 03, 2010 12:53 am

Cotorra Jandaya (Aratinga Jandaya)

DESCRIPCION:

Este animal perteneciente al orden de las psitaciformes, familia psitácidas es uno de los conuros más bellos y espléndidos que podamos encontrar. En la actualidad está siendo desbancado por el conuro solar, en épocas anteriores mucho menos numerosos en los comercios del ramo, debido a su mayor colorido y parecidos cuidados. Son considerados animales muy ruidosos (posiblemente de los más ruidosos de entre los conuros) y destructivos, como todos los conuros en general, sin embargo presentan un carácter muy amigable, siendo pájaros muy cariñosos que requieren nuestra compañía y atención a diario. Son muy inquisitivos y juguetones.

Su talla adulta ronda los 30 cm. de longitud, con un peso que estará comprendido entre los 110 y 115 g.

Presenta una cabeza de color amarillo oro brillante y un pecho y zona ventral en la que el amarillo se torna poco a poco en un color rojizo oscuro. Tanto la espalda como las alas presentan una atractiva coloración verde brillante, con algunas plumas de color azulado sobre todo en la zona de las alas. El obispillo es de color rojo, la cola verde con tonos amarillentos y con el borde de las plumas de ésta es de color azul verdoso oscuro. Los ojos son castaños, el pico negro y las patas negro-grisáceo. Los muslos son de color verde oliva y en ocasiones presentan plumas de color rojo. Algunas cotorras jandaya presentan también manchas verdes y verdosas en el pecho.

En los ejemplares juveniles hay un mayor predominio del color rojo en lo que son las plumas de la cara y el pecho se refiere. Las zonas anaranjadas son mas pálidas , y las plumas están bordeadas de verde o son de un color verde brillante.

Se ha observado dos formas distintas de cotorra jandaya; unas presentan un colorido más vistoso y brillante, y la piel desnuda que rodea los ojos es de un color más negruzco. Los ejemplares de la otra forma presentan un anillo periorbital más blancuzco y cuentan con una mayor proporción de plumas amarillas que naranjas en la parte inferior de su cuerpo. No hay ninguna subespecie reconocida del conuro jandaya.

No presentan dimorfismo sexual aparente, siendo las únicas formas de determinar su sexo a través del endoscopia o pruebas de A.D.N. Hay autores que afirman que la hembra es de menor tamaño que el macho, teniendo este último una cabeza más cuadrada y robusta y plana en el frontal. Resulta una forma muy poco fiable y aleatoria de determinar el sexo de un animal.



COSTUMBRES Y REPRODUCCION:

En su hábitat natural suele vivir en bosques y zonas arboladas con claros, en los límites de bosques pluviales y plantaciones de cocoteros . También ha colonizado cultivos formados por árboles jóvenes, donde ocasiona grandes desperfectos. Se mueve en parejas o en bandadas poco numerosas de no más de 16 individuos. Es considerada como un animal muy común y en franca expansión dentro de su área de distribución debido a que la deforestación le brinda nuevos hábitats.

Estas cotorritas generalmente son consideradas como buenas criadoras a la par que padres responsables. Suelen criar durante el mes de febrero, pero si las condiciones son favorables no presentan ningún problema en hacerlo durante el invierno. Pueden criar varias polladas al año. Un excesivo calor no les es favorable para esta actividad. Son pájaros que presentan un comportamiento bastante agresivo durante la época de cría increpando y atacando a todo aquel que ose a acercarse demasiado a su nidal, por lo que las parejas deben de ser alojadas por separado.

La hembra deposita del orden de 3 ó 4 huevos de color blanco, que se dispondrán a incubar ambos progenitores durante un periodo aproximado de 26 días. Una vez eclosionados los huevos las pequeñas jandayas permanecerán en el nido durante un periodo de 8 semanas, pasado el cual saldrán de este, aunque seguirán siendo alimentados por los padres durante 5 semanas más.

Los pollos pueden ser ya anillados a la edad de 15 días o cuando observemos que comienzan a abrir los ojos, utilizando una anilla de 7mm. de medida interior.

No debemos confundir el conuro solar con la cotorra jandaya. Hay veces que los juveniles de arantinga solstitialis presentan una coloración muy parecida a la de los adultos de jandaya. Una forma que induce a equivocarnos poco es observando las alas de las aves; aquellas que tengan amarillo en las alas son conuros solares. De todas maneras, podemos encontrar jandayas que cuentan con plumas amarillas en la curvatura del ala. Si estas plumas amarillas se extienden por debajo del borde de la curvatura del estaremos frente a un conuro solar. Además las jandayas son por norma general más corpulentas.

También podemos encontrar cruces entre jandayas y conuros solares que en inglés son denominados "Sundays" o "Jensuns". Son como una jandaya con las alas manchadas de amarillo pero sin llegar a tener tanto amarillo como el conuro solar adulto.

De entre los conuros son uno de los mejores imitadores que existen, pudiendo aprender palabras e incluso alguna frase, eso si, sin emplear una voz excesivamente clara y dulce.

DISTRIBUCION:

Regiones nororientales de Brasil, desde el norte de Goias a través del Piaui hasta Maranhão, Ceará, Pernambuco y Alagoas.

ALOJAMIENTO:

Podemos alojarlas en una jaula o en una pajarera externa, aunque hay que señalar que son buenos voladores y que requieren un área de vuelo extensa para sentirse cómodas y en plenitud, por tanto es aconsejable alojarlos en un aviario, en un voladero interno lo suficientemente grande, o en una jaula larga de la que el animal salga con asiduidad para volar y ejercitarse.

La jaula que servirá como habitáculo para un solo ejemplar tendrá unas dimensiones de unos 46 x 46 x 76 cm. Estas medidas son de todas formas un poco reducidas para estos activos loros por lo que todo lo que podamos incrementar el tamaño del alojamiento redundará en beneficio de nuestros conuros. Para una pareja unas dimensiones de 60 x 60 x 90 serán aceptables aunque son más razonables unos 124 cm. o incluso superiores. En cualquier caso, si mantenemos a las aves en una jaula deberemos dejarlas salir de ella para que se ejerciten durante algunas horas al días. El alojamiento debería contar con dos perchas situadas a distintas alturas en los extremos de la misma. Los barrotes de la jaula serán de acero galvanizado para que estos no sean rotos por el fuerte pico de este loro. Evitar la adquisición de jaulas de formas intrincadas que tendrán espacios muertos para el ave, espacios que el loro no podrá utilizar. La jaula la consideraremos como un lugar de descanso y refugio. Permitamos salidas esporádicas para evaluar su comportamiento y posteriormente proporcionémosle tantas horas de libertad como estén a nuestro alcance. Eso si, en sus escapadas diarias estaremos muy pendientes ya que estos loros son tremendamente destructivos y podrían hacernos un agujero en algunos de nuestros preciosos muebles.

En el caso de los aviario para mantener una pareja este contará con unas dimensiones de 3 x 1 x 2 m., con una zona protegida o refugio adyacente de 1 x 1,5 x 2 m. Es aconsejable que la estructura del recinto sea metálica para evitar que estos papagayos acaben con el voladero. Se calcula que para cada pareja es necesario un espacio aproximado de dos metros cuadrados.

Es aconsejable que el resguardo esté calefactado y que cuente con ventilación e iluminación suficiente, todo ello a prueba de fugas. Por la noche dejaremos encendida una bombilla de color azul que emitirá una luz tenue que permitirá ver a los pájaros hacia dónde se dirigen en el caso de que algo les asuste durante la noche.

El enrejado penetrará en el suelo unos 30 cm. al objeto de que ningún animal pase por debajo de la tela hasta llegar al interior de la instalación. Un tercio del tejado del aviario estará cubierto para que las aves tengan un lugar dónde resguardarse de la lluvia o del excesivo calor. También un tercio de uno de los laterales del aviario estará protegido con el mismo objetivo que en el caso del recubrimiento del techo. Dentro del aviario colocaremos varias perchas situadas a distintas alturas para que las aves puedan ejercitarse volando de una a otra. También podemos situar en el centro del recinto una rama bien desinfectada, limpia y libre de parásitos. Esta rama la podemos fabricar con un armazón de tela metálica y cemento. Para el suelo utilizaremos cemento o losetas, o una combinación de ambos ya que son materiales que resultan muy fáciles de limpiar.

Para el descanso diario y nocturno les encantan los sitios oscuros y en penumbra, por lo que es conveniente dejar las cajas nidos destinadas a la cría durante todo el año en el alojamiento con el fin de que estas les puedan servir como lugar seguro durante el periodo de menor actividad.

Las medidas ideales para una caja nido serán de 25 x 25 x 35 cm. con un orificio de entrada de 8 cm. interior cubierto con una capa de al menos 8 cm. de musgo húmedo sobre el cual colocaremos ramitas verdes. Un comedero y un bebedero (pesado y resistente para evitar que sea el juguete de nuestras mascotas) serán elementos imprescindibles para cualquiera de los alojamientos que escojamos. Les encantan los baños y aprovechan los aguaceros para refrescarse. Por esto debemos incluir un cacharro poco profundo lleno de agua tibia para el baño.

Es una actividad que además de ser una delicia para estos animales, les ayuda a realizar la muda.

Ofrezcamos ramitas recién cortadas de sauce o arboles frutales para su entretenimiento y para que mientras las estén haciendo astillas no estarán haciéndonos una demostración práctica de la fortaleza de su pico sobre uno de nuestros muebles.

También un buen surtido de juguetes y un área de juegos los mantendrá entretenidos y los hará pasar distraídos las horas en las que se encuentren a solas.

Si alojamos pájaros en jaulas contiguas a las de estas cotorras tenemos que tener muy presente que no dudan en picar a las patas de sus vecinos, por lo que es muy aconsejable colocar doble alambrada entre la jaula y jaula.

En aviarios de grandes dimensiones es posible que los jandayas compartan alojamiento con otros loros del genero Aratinga, aunque deberemos de tener especial precaución durante el periodo de cría.

ALIMENTACION:

No se consideran animales difíciles de alimentar debido a que no son escrupulosos para la comida, llegando a ingerir sin ponernos pegas casi cualquier cosa que les ofrezcamos.

Comen todo tipo de semillas, frutas, verduras y hortalizas.

Una mezcla compuesta por un 30% de alpiste, un 20% de mijo amarillo, un 15% de mijo rojo, un 15% de mijo blanco, avena partida y montada en un 10% y pipas de girasol pequeñas en un 10% puede ser una buena opción, además de un suplemento diario a base de un 20% de cardencha, 20% de anís, 10% semilla de colza, 10% de negrillo, 10% de sésamo, 10% de linaza, 10% de sorgo y 10% de alazor.

Varios tipos de frutas como el plátano, el mango, los cocos, las cerezas, las manzanas y distintos tipos de bayas, así como frutos secos y maíz serán considerados por nuestra jandaya un buen alimento, y serán suministrados en abundancia a nuestras mascotas.

En el momento de la eclosión es conveniente suministrar a los progenitores abundantes cantidades y variedad de frutas y hortalizas. De vez en cuando suministraremos golosinas como panojas de mijo y palitos de miel para delicia de nuestras aves. También comen sin problemas pasta, judías, flores como el diente de león, maíz....

Como alimento podemos utilizar una mezcla comercial de pienso en pellets, siempre que no restrinjamos su ingesta de alimentos a este único producto.

Es aconsejable una aportación de minerales y calcio a través de complejos vitamínicos un bloque mineral.

Admin
Admin

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 02/01/2010

Ver perfil de usuario http://loroscultura.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.